Roñosas, pero Converse

IMG_3970

Converse, regaladas

Una canción: Skinny Love, Bon Iver
Un libro: El guardián entre el centenoJ.D. Salinger
Una película: Grease, Randal Kleiser
Un lugar: Los campos castellanos
Una frase: “Every man dies, not every man really lives”, Braveheart

    Prestadas y sin vuelta, o regaladas. A los 17 años apenas supimos la diferencia así que, con su habitual desparpajo, una amiga no dudó en cederme unas olvidadas en el fondo del armario. Habían andado unas calles, yo las hice patear kilómetros. Quizá suene un poco grandilocuente, pero no deja de ser verdad. Me las ponía, y me las pongo, con casi todo. Desde hace ya cuatro años, las baldosas de las calles burgalesas han sido su alfombra roja y la explanada de Fcom, su pasarela.

   El tiempo, las caminatas o los paseos por el instituto las envejecieron. Rotas y deshilachadas ahora, no fueron siempre así, sino que pasaron de un azul intenso a un vaquero desteñido. He de admitirlo: me parezco a mis zapatillas.

Grease, un “must”

    Soy esa chica que deja la carpeta en Correos y se olvida, o pierde el monedero, el pasaporte, la tarjeta de la universidad… y se entera días después. Nada escapa a mi cabeza olvidadiza ni a mi despiste natural. Me encanta leer: los libros eran el mandato desde pequeños cuando la televisión cayó bajo la amenaza paterna. Pero es hablar (y escuchar) lo que me pierde. Hablar noches enteras. Hablar por teléfono, en persona, con madres, padres, gente de mi edad, niños… Hablar de todo y de nada, de qué quiero hacer con mi vida y de “¿en serio no te saludó? Simple mortal…”.

    No me gusta quedarme dentro de casa mucho tiempo y cuando me quedo, comienzo a creerme Michael Scofield en Prison Break. Pese a ser negada para el deporte, no soy muy tranquila, aunque nunca descarte una tarde de sofá. Eso sí, siempre preferiría bailar al son de Elvis u otros oldies.

Suspicious Minds, Elvis Presley

    La de las Converse roñosas es Carmen Arroyo. Este es mi tercer año estudiando Filosofía y Periodismo, tras marcharme de la Caput Castellae: Burgos.

William Wallace, Braveheart 

    Cada decisión que hacemos nos hace ser quienes somos. Una elección, un gusto, un color, un detalle, una marca… La manera de llevar la ropa que escogemos (¿talla L o S?) y, sobre todo, los zapatos que llevemos traslucen a quien los lleva. Como pienses o qué quieras aparecerá en tu calzado, para eso es este blog. Para encontrar a las personas de los pies a la cabeza.

Carmen Arroyo

Carmen Arroyo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Personas. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Roñosas, pero Converse

  1. Pingback: 10 lugares que visitar para estar al día | ConCalzador

  2. Pingback: Baja la cabeza y mira tus zapatos | ConCalzador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s