“Harry Potter” no puede atarse los zapatos

Daniel Radcliffe (Harry Potter) y sus fans en  Leicester Square, Londres.

Daniel Radcliffe en julio de 2009, en Leicester Square, Londres. Imágen de Marcel Borsboom

Daniel Radcliffe, quien dio vida durante su adolescencia a Harry Potter en la gran pantalla, anunció hace cinco años que padece dispraxia, y que a causa de esto, no es capaz de atarse los zapatos. La palabra dispraxia viene dedis, del latín, que significa “no fácil” o “con dificultad”, y praxis, del griego, que significa “acción” o “ejercicio”. Es un trastorno que provoca que el cerebro sea incapaz de ordenar algunos movimientos básicos. Es, por así decirlo, un pequeño desajuste entre la mente y el cuerpo.

Pero tranquilos, no es nada grave; el zapato con velcro hace años que existe. Además de esto, la dispraxia no afecta a la inteligencia. El único problema con el que se encuentran los niños que padecen el trastorno es que en el colegio van un poco más lentos a la hora de aprender, necesitan ayuda extra. Pero están plenamente capacitados para asimilar el contenido, lo único que les supone una dificultad es el método. De hecho, el actor explicó que decidió dedicarse al cine porque no tenía mucho éxito en los estudios a causa de sus dificultades psicomotoras. ¿Os imagináis a Harry Potter con otra cara que no fuese la de Daniel?

No es un trastorno raro, aunque no se oiga hablar mucho de él.  El dos por ciento de la población británica lo tiene, así que, que no os extrañe si alguien en vuestra familia tiene. Si algún día os parece que vuestro hijo o vuestra hija (aunque tiende a afectar más a los niños que a las niñas) tiene síntomas de recibir la carta de Hogwarts, en la red hay una lista con nueve pasos que explican cómo detectar la dispraxia. Además, hay páginas en internet que explican de un modo sencillo qué es y cómo ayudar a un niño dispráxico.

Radcliffe sigue sin poder atarse los cordones de los zapatos. Pero también sigue sorprendiendo a su público, no solo en el cine, sino también en series de televisión y teatro.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “Harry Potter” no puede atarse los zapatos

  1. Pingback: No solo uso botas | ConCalzador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s