Zapatos de claqué

Clase de claqué en el gimnasio de la universidad de Iowa en 1942

Clase de claqué en el gimnasio de la universidad estatal de Iowa en 1942, de Wikipedia Commons

Zapatos de claqué para mujer

Zapatos de claqué para mujer, de Hip Hos 50’s

Chicos, sé qué es lo que estáis pensando: “estos son los zapatos que llevan la mayoría de las chicas cuando se pasean por la biblioteca”. Pero no. Creedme que si usasen estos, no solo vosotros levantaríais la cabeza, también lo harían el bibliotecario, las ratas que se esconden detrás de las enciclopedias y los pájaros de detrás de la ventana. Son zapatos de claqué. Este calzado supone una paradoja dentro el mundo de los zapatos, ya que cubren los pies pero no sirven para andar, sino que son un instrumento musical de percusión.

Hacer música con estos zapatos va de la mano de una danza que nació a raíz del encuentro de inmigrantes de distintas culturas en 1830 en Nueva York. Se especula que el claqué es hijo de danzas anglosajonas y africanas.

Estuvo de moda a principios del siglo XX. Hasta medianos del siglo, reinó en los escenarios de Vaudeville y Broadway junto al jazz, la música estrella de la época. Después, fue destronado por el rock and roll. Aun así, antes dio un paso más allá, y a partir de los años 30, el arte empezó a formar parte del espectáculo que ofrecía Hollywood.

Fred Astaire y su estilo, sombrero de copa y frac, han pasado a la historia como una misma cosa. Todos asociamos el claqué al señor vestido de pingüino que baila con una bella dama destrozando el parqué de una sala de baile. Pero el claqué, como el resto de artes, evoluciona. Hoy en día seguimos teniendo pingüinos haciendo percusión con los pies en la gran pantalla, pero con un carácter completamente distinto.

“Ya no nos ponemos frac”, dijo Brasilio González, profesor de claqué, en el festival del claqué que se celebró en Barcelona en julio de 2013. Y es que hoy en día ya no se asocian el sombrero de copa y los zapatos-instrumento. Tanto es así que el artista que pone la música al pingüino de Happy Feet (2006) es Savion Glover, una especie de Bob Marley bailarín.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Música y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Zapatos de claqué

  1. Little flutist dijo:

    ¡Pequeña introducción al mundo del claqué! Gracias, muy entretenido.

  2. Pingback: No solo uso botas | ConCalzador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s